Modelo Educativo

Un modelo es una explicación organizada de un todo considerado como sistema; su construcción es producto de la reflexión, síntesis y apropiación de significados diversos de un modo coherente y ordenado (Kuhn, 1970); es la concreción, en términos pedagógicos, de los paradigmas educativos que una institución profesa y que sirven de referencia para todas las funciones que cumple, a fin de hacer realidad su proyecto educativo.

El modelo educativo debe estar sustentado en la historia, los valores profesados, la misión, la visión, los objetivos y finalidades de la institución. El modelo, por lo tanto, requiere la fundamentación teórica suficiente para la comprensión de todos quienes lo utilizan, a fin de que las labores de planeación, diseño y gestión asociadas a su implementación se realicen de acuerdo con el propio modelo.

En ese sentido, el modelo educativo de la UABC se sustenta filosófica y pedagógicamente en el humanismo, que destaca la concepción del ser humano como una persona integral; el constructivismo, que promueve un aprendizaje activo y centrado en el alumno; y la educación a lo largo de la vida, que enfoca su atención en los aprendizajes, en vez de limitarse a la transmisión de conocimiento.

 

En este modelo educativo se contemplan tres atributos esenciales: la flexibilidad curricular, entendida como una política que permite la generación de procesos organizativos horizontales, abiertos, dinámicos e interactivos que facilitan el tránsito de los saberes y los sujetos sin la rigidez de las estructuras tradicionales; otro de los atributos es la formación integral, que contribuye a formar en los alumnos actitudes y formas de vivir en sociedad sustentadas en las dimensiones ética, estética y valoral; y el sistema de créditos, reconocido como recurso operacional que permite valorar el desempeño de los alumnos. Estos atributos permean los cinco componentes interrelacionados que conforman el modelo educativo; a saber: el aprendizaje centrado en el alumno, el enfoque por competencias, las modalidades de aprendizaje, la extensión y vinculación, y la movilidad. En conjunto, estos componentes están presentes a lo largo de todo el proceso formativo. En la figura 1 se esquematizan los elementos que conforman el modelo educativo de la UABC.